Funchal

La ciudad de Funchal se extiende en forma de anfiteatro hasta el mar. Las vistas panorámicas desde lo alto son muy bellas.

La puerta de la Isla de Madeira es su capital, Funchal. El aeropuerto se encuentra a unos 10 kilómetros al este de Funchal. La ciudad es la principal de la isla con más de 110.000 habitantes, lo que la convierte en la décima ciudad por población de Portugal.

Funchal se extiende desde la costa hasta el interior de la isla, ascendiendo sus barrios desde el puerto por las laderas hasta las colinas que dan entrada al centro de la isla. El municipio ocupa casi 80 km2 por lo que el poblamiento es bastante disperso y abundan los barrios residenciales, sobre todo cuando ganamos altura. El centro histórico, el puerto y el barrio de los hoteles se encuentran en la parte baja de Funchal, junto al mar.

Las laderas de Funchal ascienden desde el mar, un paisaje que mezcla océano y montaña. Foto Flickr de hhschueller.

Rutas por la ciudad de Funchal

Les proponemos en nuestra página de Rutas por Madeira, varios recorridos posibles por la bella ciudad de Funchal, por su zona vieja, los monumentos y museos, las playas, el Monte…y varios lugares y actividdes de interés.

Un poco de historia

La fundación y el poblamiento de Funchal, y del resto de Madeira, comienza en el siglo XV. Antes de esta fecha las islas estaban deshabitadas. Es cierto que los portulanos portugueses ya señalan la existencia de Madeira y Porto Santo desde el siglo XIV, aunque no será hasta 1418 en que ambas islas sean “redescubiertas”: Porto Santo por João Gonçalves Zarco y Madeira poco después por Tristão Vaz Teixeira. El rey João I dividió la isla en dos capitanías y el propio João Gonçalves Zarco será el encargado del poblamiento a partir de 1424 de la de Funchal. La capitanía daba casi todo el poder al capitão, pero también le hacía responsable de la mayoría de los costos de la colonia.

La naturaleza es siempre exuberante en Madeira. No olvide visitar los parques y jardines de Funchal, sobre todo el Botánico. Foto de Jenny Mackness.

Gracias la fertilidad de sus suelos volcánicos, su posición central y las condiciones del puerto, rápidamente se convirtió en el centro económico y político de la isla. Su desarrollo atrajo a los corsarios franceses que en 1566 al mando de Bertrand de Montluc, embarcaron en Burdeos con 1.200 hombres para atacar la isla. Tras arrasar Porto Santo la tropa asedió Funchal y tras 15 días la tomó y la saqueó. En la corte, el saco de Funchal, importante base para el comercio con la India y Brasil provocó que se tomaran medidas fortificando la ciudad.

Más tarde en el siglo XVII, comerciantes ingleses se instalan en la isla, desarrollando los lazos económicos que después, tras el afianzamiento de la alianza lusobritánica con Pombal en el XVIII, harán de Madeira la isla del vino que porta su nombre.

En el siglo XIX Funchal atraerá a muchas personalidades de la nobleza que buscaban aires limpios y climas agradables. El turismo comenzaba su desarrollo. Entre esos personajes se encuentra la Emperatriz austrohúngara Isabel de Wittelsbach, la cinematográfica Sissi; Carlos I, otro emperador austriaco; el dictador polaco Józef Piłsudski, y en siglo el XX, Winston Churchill o el dictador cubano Fulgencio Batista.

En la actualidad, la bajada de los precios de los vuelos y el aumento del turismo en cruceros por Europa ha hecho de Funchal uno de los destinos turísticos de muchos británicos y ahora del resto de europeos y americanos. Además, la mayoría de los cruceros que recorren esta parte del Atlántico hacen una escala en Funchal. Madeira, isla con encanto, Caribe europeo.

Dónde dormir en Funchal.

La cuestión del alojamiento es muy importante. En el caso de Funchal no hay problemas ya que la ciudad concentra buena parte de la oferta hotelera de Madeira. De todas formas es conveniente reservar con antelación el alojamiento para poder dejar las maletas y comenzar nuestra visita.

La oferta es amplia y variada, tanto en tipo de alojamiento, como en los lugares y precios. Las grandes cadenas hoteleras con sus inmensos hoteles se sitúan al oeste de Funchal, cerca del puerto.

En el centro podemos encontrar hoteles con más encanto, o más asequibles, hay de todo.

Finalmente en las afueras de Funchal se hallan hoteles encantadores, con vistas increíbles y en ambientes que nos llevan a otra época. generalmente estos hoteles se sitúan en Quintas, una especie de palacio o finca palaciega generalmente con jardines y terrenos. Los precios son variados y podemos encontrar buenas ofertas. La única desventaja de algunos de estos hoteles es que es necesario poseer un vehículo. Teniendo en cuenta que un coche es indispensable para visitar la isla, puede ser una buena opción.

Si desea ampliar la información sobre los hoteles, visite nuestra página de hoteles en Funchal. Ahí encontrará toda la información necesaria.

Donde comer.

En pleno centro de la zona vieja, la Praça Amarela es uno de los lugares más coquetos y encantadores de Funchal. Aquí en una magnífica foto de Flickr de Christophe Afonso.

La gastronomía portuguesa se mezcla con las influencias caribeñas, tropicales, hindúes y africanas en Madeira. Funchal al ser la ciudad principal también concentra os mejores restaurantes. Les recomendamos que no coman en su hotel, si se trata de un gran y típico hotel turístico, se perderá oda la diversidad y las diferencias de la gastronomía de Madeira.

En el centro de hay multitud de restaurantes que ofrecen las delicias locales (espetada), los pescados y mariscos (pez espada), las carnes, los frutos y dulces de la región. A consumir sin moderación.

Salir en Funchal.

Si bien el ambiente no es el mismo que encontramos en las Islas Canarias o en el resto de España, el centro de Funchal es animado. Muchos bares y restaurantes, terrazas y pubs dan alegría y vivacidad a la ciudad. Tenga cuidado con los horarios ya que tanto para comer como para salir, los establecimientos cierras antes que en España.

Las plazas de Funchal suelen contar con buenas terrazas y en el casco antiguo se encuentran lugares con gran encanto como la Praça Amarela.

Qué ver en Funchal.

Una pequeña advertencia, el hecho de que Funchal se encuentre instalada, apoyada, en la ladera de un anfiteatro natural hace que desde el puerto y la zona vieja, al nivel del mar, se pase a los 800 metros de altura de las colinas que rodean la ciudad e, incluso, se llega a los 1.800 metros en las montañas situadas al norte. Esta orografía abrupta y salvaje, provoca los cambios de tiempo y la variedad de microclimas de Madeira.

Sin embargo, piense que todo esto son ventajas, ya que permiten disfrutar del trópico (en invierno las temperaturas oscilan entre 13º y 19º, en verano entre 19º y 26º) y del clima alpino, y cada visitante puede escoger el tipo de vacaciones que más desee. Se puede visitar la ciudad y ascender cómodamente en los funiculares a las alturas para ver el panorama magnífico del mar y la costa, o uno puede quedarse a orillas del mar visitando la ciudad y disfrutando de las tiendas, los restaurantes y las cafeterías. O ambas cosas por supuesto.

La mayoría de los monumentos se sitúan en el centro histórico, junto al puerto. Dada la importancia de la religión católica en el pasado, muchos de estos edificios son iglesia y capillas. Los más interesantes son:

La Catedral, la Sé.

Interior de la catedral católica de Funchal, la Sé. Destacan los aires manuelinos y los techos de madera. Foto de Flickr de niphredil76.

Proyectada durante el reinado de Manuel I (1495-1521), en plena expansión hacia la India, la iglesia es una mezcla de estilos, flamenco, hispano-gótico y manuelino, por lo que su visita es indispensable. Empezada a finales del siglo XV, se terminó en 1514, destacan sus techos realizados con madera autóctona, unos de los más bellos techos de Portugal.

Iglesia y Monasterio de Santa Clara.

Construidos entre 1489 y 1496, los dos edificios mezclan el estilo mozárabe hispano, sobre todo los techos y cubiertas, y azulejos típicamente portugueses. Fue restaurado en el siglo XVII y XVIII y esa restauración es la que podemos contemplar en la actualidad. De la construcción primitiva permanecen el portal gótico de mármol, las dos arbotantes y el túmulo de Martim Mendes Vasconselos. Del siglo XVII destaca el sagrario de plata realizado por orfebres de Madeira y la pintura decorativa.

Igreja do Monte


La Iglesia de Nuestra señora del Monte se construyó en el siglo XVIII sobre los cimientos de otra del siglo XV. Con una gran escalinata y situada en alto, es el centro de peregrinaciones y fiestas patronales. El 15 de agosto se celebran grandes procesiones.

Otras iglesias destacables construidas entre el XVI al XVIII, son la Igreja de São Pedro, la Igreja do Socorro, la Igreja do Carmo, la Igreja de Santa Luzia y la Capilla de la Encarnación (Capela da Encarnação), del siglo XVI que destacamos por sus bóvedas y cubiertas de estilo manuelino.

Iglesia de São Pedro

Esta iglesia fue terminada de construir en 1743 y tiene un bello interior decorado con azulejos del siglo XVII que cubren casi la totalidad de las paredes de la nave, la capilla mayor y la sacristía, como vemos en otras muchas iglesias de Portugal. Por ello, y por los altares tallados de finales del siglo XVII, las pinturas, las piezas de orfebrería y el mobiliario de los siglos XVII, SVIII, XIX y XX, vale la pena visitarla.

Pila de agua bendita rodeada de azulejos en la Iglesia de São João Evangelista. En Funchal, como en el resto de Portugal, las paredes de muchas iglesias están revestidas de azulejos.

Iglesia del Colegio de los Jesuitas / Iglesia de São Evangelista.

Los retablos de esta iglesia se consideran de los más representativos del siglo XVII portugués. No deje de ver los azulejos y las pinturas de la misma época.

Iglesia del Socorro

Es la Iglesia de São Tiago situada en la plaza do Socorro que fue fundada en 1523. Es una bella iglesia de arquitectura barroca.

Iglesia do Carmo

Fue construida a mediados del siglo XVIII y posee bellas piezas de orfebrería sacra e imaginería de los siglos XVII y XVIII. Destacan los azulejos historiados del siglo XVIII que revisten las paredes y también los trabajos de escultura dorada.

Capillas de Funchal

La Capela do Corpo Santo, del siglo XV, es una de las pocas construcciones de esta época que permanecieron casi intactas. La Capela da Boa Viagem de 1683; la Capela de São Paulo, la primera capilla de piedra y cal de la isla, fue construida en 14226, aunque fue reconstruida en 1871. Y la Capela de Santa Catarina, el primer templo religioso de madeira, mandada construir en 1425, posee vestigios de la arquitectura manuelina, como la pila de agua bendita en piedra de cantería tallada. Fue reconstruida en el siglo XVII y se añadió el porche manierista. El retablo de la capilla mayor de estilo neoclásico fue construido en el siglo XVIII.

Edificios militares.

Entre ellos destacamos la fortaleza de São Lourenço construida en la primera mitad del siglo XVI. Mezcla de arquitectura militar y estilo manuelino y manierista, la fortaleza comprende también el antiguo palacio del gobernador. Hoy un Museo ocupa parte de las instalaciones. El resto tiene funciones militares y es la residencia del representante del gobierno central portugués.

Dirección: Avenida Zarco, 9001- 902 Funchal
Horarios: Visita libre los jueves a las 10:00, los viernes a las 15. De martes a sábado de 10:00 a 12:30 y 14:00 a 17:30
Domingos de 10:00 a 13:00
Teléfono: 291 20 25 30
E-mail: palacio@representantedarepublica-madeira.pt
www.representantedarepublica-madeira.pt
Entrada gratuita

El fuerte de Santiago, a diferencia del de São Lourenço, se situa junto al puerto, en plena zona vieja. Alberga el Museo de Arte Contemporánea. Foto de Flickr de Rien Westerhout.

Forte de São João Baptista (Fortaleza do Pico).

Data de los inicios del siglo XVII, y era el elemento clave de la defensa de la ciudad contra los numerosos ataques de los corsarios, franceses, ingleses y holandeses. Dada sus situación en lo alto del anfiteatro natural de la ciudad, su visita permite evitar el costo de un helicóptero, ya que la vista es similar.

Forte de Santiago.

Esta fortaleza se construyó a inicios del siglo XVII para proteger el puerto de Funchal. Integrado en la ciudad y en pleno casco viejo es un lugar de visita obligada, por motivos artísticos y por situarse muy cerca de las zonas con más ambiente de la capital. Además en su interior se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo y un restaurante.

Dirección: Rua do Portão, 9060-250 Funchal
Horarios:
De martes a sábado de 10:00 a 12:30 y 14:00 a 17:30
Domingos de 10:00 a 13:00
Precio: Adultos: 2,5 Euros

Palacio del Gobierno regional.
El edificio del antiguo Hospital de la Misericordia.

La Asamblea Regional.

Se encuentra en un edifico construido durante el reinado de Manuel I, las antiguas aduanas de Funchal (Alfândega do Funchal). La mezcla del estilo gótico y del manuelino dan como resultado un bello e imponente edifico que organiza ella parte baja de la ciudad.

Otros lugares de interés en Funchal

El ayuntamiento de Funchal (Câmara Municipal do Funchal).

Praça do Municipio, centro neurálgico de Funchal.

En la plaza del municipio (Praça do Municipio) nos encontramos con el ayuntamiento de Funchal. El Palacio del Conde Carvalhal fue comprado por el municipio para situar ahí la alcaldía. Ejemplo de la arquitectura portuguesa de finales del XVIII, destaca su patio interior decorado con azulejos y la fachada que mezcla piedra negra y encalado blanco, lo que crea un marcado contraste.

Teatro Municipal Baltazar Dias

En la Avenida Arriaga encontramos el principal teatro de Madeira. Techos pintados y una platea en forma de herradura bastante barroca con decoración de tipo griego en madera tallada y pintada. Claro ejemplo de la arquitectura románica del XIX. Fue construido en homenaje al poeta ciego de la isla de Madeira Baltazar Dias, autor teatral de la segunda mitad del siglo XVI. En él tuvieron lugar algunas de las más importantes manifestaciones culturales de Madeira.

Mercado dos Lavradores

El Mercado dos Lavradores forma parte de la arquitectura del Estado Novo por la grandiosidad de su concepción. Inaugurado en 1940 pretendía convertirse en el gran centro abastecedor de Funchal. Destacan la fachada, la puerta principal, la pescadería, con grandes azulejos de la Faiança Batisttini de María de Portugal, pintados con temas regionales por João Rodrigues. Está organizado espacialmente por pequeñas plazas, calles y escaleras donde se venden productos de diferentes tipos: frutas, verduras, carnes…Vale la pena visitarlo por su arquitectura y la animación.

Dirección: Largo dos Lavradores. Funchal.
Horario: lunes-jueves (08:00-19:00).

Museos de Funchal

Museo de Arte Sacro

El museo se sitúa en el antiguo Palacio Episcopal de Funchal, un edificio del siglo XVII. Entre las secciones a destacar encontramos la de arte flamenco (finales del XV hasta la primera mitad del XVI) y la sección de arte portugués (S. XVI hasta mediados del XVIII).

Dirección: Rua do Bispo, 21, 9000-073 Funchal
Horarios: Miércoles a sábado de 10:00 a 12:30 y 14:30 a 18:00
Domingos de 10:00 a 13:00
Precio: Adultos: 3 Euros
Grupos (mínimo de 8): 2,5 Euros
Jubilados: 1,50 Euros

Museo de Federico Freitas, situado en un hermoso palacio digno de visita. Foto de David Overton.

Casa-Museo Federico de Freitas

Este museo, inaugurado en 1988, se encuentra en el bello Palacio da Calçada que pertenecía a los Condes da Calçada. Posee colecciones de escultura, pintura, grabados, vidrieras, mobiliario, cerámicas, metales, y por supuesto, una colección de Azulejos.

Dirección: Calçada de Santa Clara, 7, Funchal.
Horarios: martes-sábados (10:00-17:30).
Precios: 2,5 €; tarjeta joven y jubilados: 1 €.

Instituto do Vinho, do Bordado e do Artesanato da Madeira – IVBAm

En este edifico encontramos toda la información sobre el vino de Madeira y los bordados que han dado fama a la isla

Dirección: Rua Visconde de Anadia, 44 9050 – 020 Funchal
Horarios: Miércoles a sábado de 9:30 a 12:30 y 14:30 a 17:30
Precio: Adultos: 2 Euros
Grupos (mínimo de 8): 1,5 Euros.

Museo Quinta das Cruzes

En él encontramos la antigua residencia de los Morgados das Cruzes, pero también la Capilla de Nossa Senhora da Piedade y un hermoso jardín, donde hay un jardín de orquídeas y un Parque Arqueológico.

Dirección: Calçada do Pico, 1. Funchal.
Horarios: martes-domingo (10:00-12:30 y 14:00-17:30).
Precio: adulto: 2,50€/ estudiantes, periodistas y profesores: gratuito.

Madeira Story Centre

En él hay una exposición central de diferentes temas sobre la historia de Madeira organizada por etapas cronológicas: el origen volcánico de la isla de Madeira, las leyendas del descubrimiento y el descrubrimiento de Madeira, el desarrollo de la isla, etc. Y además, el edificio posee una terraza con bellas vistas panorámicas, un café temático decorado con motivos de la historia de Madeira y una tienda.

Dirección: R.D. Carlos I, 27-29, Funchal.
Horarios: lunes-domingo (10:00-18:00).
Precios: adultos (9,60€), +65 años (8,50€), niños (4,80€) y estudiantes (8,60€).

Museo de Historia Natural de Funchal

Creado en el año 1929, fue instalado en el Palacio de São Pedro y bautizado como Museo Regional de Madeira. Está especializado en Historia Natural.

Dirección: Rua da Mouraria, 31, Funchal.
Horarios: martes-viernes (10:00-18:00)
Precios: adulto (3,55€), niños (1,55€) y jóvenes y niños hasta los 10 años (gratuito). Domingos y festivos (gratuito).

Museo Henrique e Francisco Franco

Un bonito edificio alberga este museo dedicado a la obra de los hermanos Franco, naturales de la isla de Madeira y partes activas de la modernidade portuguesa.

Dirección: Rua João de Deus, 13, Funchal.
Horarios: lunes-viernes (10:00-12:30 y 14:00-18:00).
Precio: 3,66, y jóvenes: 1,66.

Museo Photographia Vicente, un museo muy especial porque mantuvo la estructura del siglo XIX. De visita obligada. Foto Ricardo Freitas.

Photographia-Museo “Vicentes”

El atractivo de este museo, además del importante fondo de fotografías originales, es que ha mantenido la estructura organizativa de un taller fotográfico del siglo XIX con los decorados, el mobiliario, las cámaras…No se lo pierdan, vale la pena, lo verán nada más ver su fachada, de color anaranjado, con unas arcadas y unas columnas en la segunda planta, y los letreros típicos del siglo XIX.

Dirección: Rua da Carreira, 43. Funchal.
Horarios: lunes-viernes (10:00-12:30 y 14:00-17:00).
Precios: 2,50€/tarjeta joven y mayores de 65 años: 1€/niños hasta 14 años, estudiantes y profesores: gratuito.

Museo a Cidade do Açucar

Este museo está donde antes se encontraba la Casa manuelina de João Esmeraldo (un flamenco que se instaló en Madeira en el siglo XV para producir azucar). En 1989 hubo unas excavaciones arqueológicas, fruto de las cuales se encontraron ricos testimonios de la vida cotidiana de los siglos XVI y XVII, algunos de los cuales se exponen en una de las salas del museo. Otra sala está dedicada a pinturas y esculturas flamencas, y piezas de oriente.

Dirección: Praça do Colombo, 5, Funchal.
Horarios: cerrado temporalmente.

Old Blandy Wine Lodge

Es un museo sitaudo situado en uno conjunto de edificios de arquitectura civil barroca donde estuvieron las bodegas de Vino de Madeira de la Madeira Wine Company, una de las bodegas más antiguas de Funchal. En este museo se exponen documentos de firmas inglesas que formaron la Madeira Wine Co., cartas de personalidades famosas y libros y utensilios que se utilizan en las fases de fabricación del Vino de Madeira. También hay un lagar del siglo XVII y maquinaria que se utilizaba para almacenar, comercializar y exportar este famoso vino. Por supuesto, podrán degustar y comprarlo en una bonita sala donde hay una pintura mural de Max Rommer, pintor austríaco que vivió en Madeira de 1920 a 1950.

Dirección: Avenida Arriaga, 28, Funchal.
Precios: 5€ (incluye degustaciones de Vino de Madeira).

Parques y Jardines.

Madeira destaca por su naturaleza y en Funchal podemos encontrar numerosos parques públicos que muestran la inigualable variedad de plantas, árboles y flores de Madeira.

Aquí vamos a destaca el Jardín Botánico de Madeira, ejemplo de todo lo que acabamos de decir. Sin embargo no olviden que hay muchos otros, al pie de los Fuertes, sobre las colinas, etc. Los amantes de la flora endémica y de la naturaleza estarán encantados.

Parque de Santa Catarina

El Parque de Santa Catarina se sitúa en la zona occidental de Funchal, entre la Avenida do Infante y la Avenida Sá Carneiro. Posee una bellísima vista de Funchal y de su bahia, hasta la Ponta do Garajau. Y los visitantes, pueden dar un bonito paseo por los caminos empedrados y observar la enorme cantidad de especies de árboles y plantas de todo el mundo. Y descansar frente al lago donde hay una pequeña isla donde anidan cisnes y patos. Hay también un parque infantil, una ludoteca y un bar.

Dirección: Avenida do Infante
Area: 36000 m2/Altitud: 10-40m.
Horarios de apertura: todos los días de 07:00-21:00 (22 de marzo-22 de septiembre) y de 08:0 a 19:00 (23 de septiembre-21 de marzo).

El Jardín Botánico de Madeira cuenta con varias especies endémicas y con dragos centenarios, estrelicias (aves del paraíso), multitud de especies de cactus y orquídeas.

Se accede a él utilizando uno de los teleféricos de Funchal.

El espectaculo de Funchal desde los aires. De camino al Jardín Botánico. Foto de Gudrun von Kowalski.

Los teleféricos de Funchal

Dado el complicado relieve de la capital de Madeira, los teleféricos son un excelente medio de transporte para salvar en pocos minutos los 500 o 600 metros de desnivel entre el centro y las alturas de la ciudad.

El teleférico del Monte tiene 39 cabinas de 7 plazas cada uno, y une la Zona Vieja de la ciudad de Funchal a la localidad de Monte en aproximadamente 15 minutos. Durante el recorrido, podrán disfrutar de unas espectaculares vistas de toda la bahía de Funchal.

Dirección: Estación de Funchal (Campo Almirante Reis) y Estación de Monte (Largo das Babosas).
Horario: abierto todo el año de 09:30 a 18:00 (último embarque a las 17:45).
Precios:
Ida y vuelta: Adultos (15 €), niños de 7 a 14 años (7,50€) y niños hasta 7 años (gratuito).
Ida: Adultos (10 €), niños de 7 a 14 años (5€) y niños hasta 7 años (gratuito).

Mapa-plano de Funchal

Imagen de previsualización de YouTube