Fiesta de la Flor de Madeira

La "Fiesta de la Flor de Madeira es una de las fiestas más bellas del archipiélago.
La “Fiesta de la Flor de Madeira es una de las fiestas más bellas del archipiélago.

La Fiesta de la Flor de Madeira (“Festa da Flor de Madeira”) es uno de los eventos festivos más importantes de Madeira, junto a la Fiesta de Noche Vieja, que atrae a miles de turistas todos los años deseosos de conocer uno de los archipiélagos más bellos del Atlántico dentro de un marco de excepcional belleza.

Se trata de una hermosa celebración que tiene su origen en los años 50 y que nació para darle la bienvenida a la primavera, una estación de metamorfosis y renacimiento de la naturaleza; un bello homenaje a la riqueza y la diversidad de la flora madeirense, que cuenta con múltiples especies originarias de distintas zonas del planeta que se han adaptado a las propicias condiciones climáticas de la isla que acoge especies tanto de regiones tropicales como de regiones frías.

La capital de Madeira, Funchal, se convierte en un auténtico jardín tropical en el que las protagonistas son las flores: hibiscus, floripondios, pasionarias, orquideas, azucenas, acacias persas, lírios, calas, adelfas, jazmines, jacarandas,  rosas, margaritas africanas, tulipanes, magnolias, arundias… y, por supuesto, las bellas estrelicias, símbolo de Madeira. Funchal se viste pues para la ocasión con los colores de la primavera: las calles y plazas se adornan con flores que perfuman la ciudad y dan la bienvenida a visitantes de todo el mundo, que cada año son más numerosos.

La “Fiesta de la Flor” tiene lugar dos semanas después de la Pascua, aunque la semana previa la ciudad comienza a transformarse y a cubrirse de color y de fragancias deliciosas. Las casas se engalanan y los comercios adornan sus escaparates con decoraciones florales muy creativas. Y tienen lugar bellos espectáculos, conciertos, actuaciones de grupos folclóricos regionales, exposiciones…que contribuyen a hacer de Funchal un lugar lleno de animación.

Pero la auténtica “Festa da Flor de Madeira” tiene lugar el fin de semana: el sábado por la mañana tiene como protagonista al Cortejo infantil, que construyen el “Muro de la Esperanza”, mientras que el día grande es el domingo, día en el que el Gran Cortejo de la Flor se adueña de las calles del barrio bajo de Funchal, en un desfile de espectaculares carrozas alegóricas adornadas con miles de flores y de grupos de centenares de figurantes disfrazados con magníficos disfraces basados en temas primaverales, que bailan al ritmo de la música.

El el Cortejo infantil, cientos de niños de Madeira se visten con colores vivos y con motivos florales.
El el Cortejo infantil, cientos de niños de Madeira se visten con colores vivos y con motivos florales alegrando las calles y las plazas de Funchal.

Origen de la “Fiesta de la Flor”

La “Fiesta de la Flor” de Madeira se remonta al año 1954, momento en el que se realizaba en el Ateneu Comercial de Funchal la Fiesta de la Rosa, en el que se exponían flores que participaban en un concurso. Debido al éxito de este evento, empezó a repetirse año tras año con el nombre de “Festa da Flor”. Y en 1979, la Dirección Regional del Turismo organiza otras manifestaciones, como la ceremonia del Muro de la Esperanza, el Cortejo Alegórico de la Flor, concursos florales, decoraciones en las calles y casas de la ciudad, muestras y exposiciones, jardines floridos, conciertos, espectáculos,…que dieron lugar a lo que hoy conocemos como “Fiesta de la Flor de Madeira”.

Muro de la Esperanza

En la “Fiesta de la Flor de Madeira”, el sábado es la jornada dedicada a los niños. Por la mañana, el protagonista es el Cortejo Infantil: cientos de niños vestidos con bellos disfraces para la ocasión en un desfile espectacular que va hasta la Plaza del Ayuntamiento. Allí depositan las flores que llevan en la mano para construir el llamado “Muro de la Esperanza”, que se convertirá en una gran flor. Se trata de un bello acto que simboliza la paz y la esperanza en un mundo mejor, y que se termina con el lanzamiento de palomas blancas y un espectáculo infantil.

El Gran Cortejo Alegórico de la Flor, carrozas espectaculares llenas de flores de mil colores recorren los lugares más emblemáticos de Funchal.
El Gran Cortejo Alegórico de la Flor, carrozas espectaculares llenas de flores de mil colores recorren los lugares más emblemáticos de Funchal.

Gran Cortejo Alegórico de la Flor

El “Cortejo alegórico de la Flor” es uno de los acontecimientos más importantes de la fiesta, y tiene lugar el día grande, el domingo, desde 1979. Las calles del barrio bajo de Funchal son ocupadas por un espectacular desfile de carrozas alegóricas realizadas con miles de flores y de comparsas de más de 1000 figurantes vestidos con bellos trajes florales que bailan al son de la música.

El itinerario que sigue el Gran Cortejo de la Flor comienza en la Plaza de la Autonomía, a continuación sigue por la Avenida del Mar, pasando por los lugares más emblemáticos de Funchal, y luego pasa por la Avenida Arriaga, la Avenida Zarco y la calle Câmara, para terminar en la Plaza del Ayuntamiento. Las enormes carrozas son el resultado de un trabajo artesanal muy cuidado realizado por artistas que ponen su creatividad y su originalidad al servicio de la Fiesta de la Flor y siguiendo una temática concreta que cambia cada año.

Alfombras y esculturas de flores

Otro de los grandes atractivos de la “Fiesta de la Flor de Madeira” son las hermosas alfombras y esculturas tamaño natural realizadas por artistas madeirenses que engalanan las zonas peatonales de la Avenida Arriaga. Tanto los turistas como los habitantes de Madeira pasean admirativos por la avenida, sorprendidos por la increíble creatividad y minuciosidad de los artistas que realizan auténticas obras de arte llenas de color utilizando la rica diversidad floral del archipiélago. Las alfombras florales podemos encontrarlas por otros lugares de la isla.

Exposición de la Flor

La “Exposición de la Flor” tiene lugar en el centro de la ciudad, en el Largo da Restauração – en la parte de atrás del Palacio de São Lourenço – desde el año 1955 y es una muestra de la magnífica variedad de la flora madeirense. Se trata en realizad de la prolongación de la exposición del Ateneu Comercial de Funchal, que se inició en los años 50 del siglo XX, donde pueden admirarse las múltiples especies de flores que pueden encontrarse y que son producidas en Madeira. Las flores expuestas se evalúan según su categoría y son premiadas por un jurado especializado.

Por otra parte, el bello Mercado dos Lavradores, también conocido como Mercado de las Flores, pasó a formar parte de la “Fiesta de la Flor” en 2007, para dar a conocer, paralelamente a la “Exposición de la Flor”, las numerosas especies de flores que posee el archipiélago. Es una ocasión ideal para visitar este magnífico edificio que en su patio interior desarrolla un auténtico mercado tropical, con frutas, flores y diversos productos de la gastronomía y la artesanía de Madeira. Además, con ocasión del evento, las vendedoras y las floristas de Madeira se visten para la ocasión con los trajes regionales.

Imagen de previsualización de YouTube