Llegar en barco

Puerto de Funchal en un atardecer sahariano. Foto de Suso de Diego.
Puerto de Funchal en un atardecer sahariano. Foto de Suso de Diego.

En crucero

También es posible llegar a la isla de Madeira por vía marítima: Funchal posee un puerto al que llegan muchos barcos y cruceros durante todo el año. De hecho, los cruceros con destino o escala en la capital madeirense comienzan a rivalizar con el avión. Funchal recibe unas 300 mil visitas anuales en viajes de crucero, algo que se ha puesto de moda en los últimos años y que atrae a una gran cantidad de viajeros.

Para los próximos años se prevee un crecimiento de las escalas ya que las isla de Macaronesia se han convertido en paso obligado para los cruceros. La Macaronesia está compuesta por Madeira, Porto Santo, las Azores y las Canarias. Su situación y clima semitropical a las puertas de Europa y en plena ruta con Estados Unidos, el Caribe, Brasil y Argentina las hace indispensables.

Las Rutas.

Muchos cruceros parten de los puertos españoles, sobre todo Barcelona, Málaga, Vigo, Coruña y Bilbao y tras visitar las Baleares, Marruecos o Portugal llegan a Madeira y Porto Santo.

Otras rutas son las trasatlánticas, cuando los buques saliendo de Miami o Brasil, hacen escala en Madeira para terminar su singladura en Venecia, Barcelona o Roma.

Numerosas compañías ofrecen estos cruceros a precios cada vez más asequibles y con ambientes muy diversos. Para mayor información visiten nuestros anunciantes.

Una forma diferente de viajar y de lo más atractiva, nuestro velero o yate.

Una opción marinera pero diferente es la de llegar a Madeira en su propio barco o yate. Para ello hay que poseerlo y tener también buenas dotes de navegación, pero no me negarán que cruzar el mar y recalar en Madeira y Porto Santo es una preciosa aventura.

En ferry

Ya NO existen ferrys que unan Madeira con las Islas Canarias (Santa Cruz de Tenerife) no con el Portugal continental. El viaje duraba una noche, pero las navieras que se ocupaban dejaron de realizar la ruta.

En cambio es muy fácil pasar un día en Porto Santo gracias al ferry que va de Funchal a la otra isla, Porto Santo, en dos horas y cuarto, y cuesta 40 €.

Imagen de previsualización de YouTube