Levada do Furado

PR. 10 – Levada do Furado

Distancia: 11 km
Duración: 5 h.
Dificultad: media. Desnivel de 260 m.
Altitud máxima: 870 m.
Altitud mínima: 520 m.
Inicio: E.R. 103 (Ribeiro Frio)
Final: E.R. 102 (Portela)

Itinerario: Ribeiro Frio (860 m.)-Lamaceiros (780 m.)-Portela (600 m.)

En la levada do Furado nos adentramos en el Bosque de Laurisilva donde podemos encontrar uno de los pájaros más típicos de Madeira: el pinzón vulgar (fringilla coelebs maderensis). Se acerca sin miedo a los Balcões de Ribeiro Frio
En la levada do Furado nos adentramos en el Bosque de Laurisilva donde podemos encontrar uno de los pájaros más típicos de Madeira: el pinzón vulgar (fringilla coelebs maderensis). Se acerca sin miedo a los Balcões de Ribeiro Frio

Cómo llegar

Esta ruta comienza en Ribeiro -ayuntamiento de Santana– Frio, que está en la carretera ER 103 (Estrada regional o Carretera regional) que una Funchal y Santana. Una vez en Ribeiro Frio, hay que buscar las indicaciones de PR 10 y cruzar un riachuelo por un puente. Hay que seguir hasta encontrar la Levada do Furado y adentrarse en el Bosque de Laurisilva. La levada do Furado acompaña la esplanada de la Levada da Serra do Faial, a lo largo de la cota de los 860 m. hasta la casa de división de Aguas. Después desciende hasta la zona de Lamaceiros y termina en el mirador de Portela -ayuntamiento de Machico-.

Esta levada es una de las más antiguas de Madeira y llevaba las aguas que irrigaban los campos agrícolas de Porto da Cruz. Se une después de su inicio con las levadas de Juncal y de Serra do Faial -que continúan más allá del final de la de Furado-. Por eso se dice que esta levada transporta tres aguas: las que se recoge en el valle de Ribeiro Frio y riega los campos de Porto da Cruz; y las que vienen de las sierras de Santana y son almacenadas en la Lagoa do Santo da Serra.

La levada do Furado es también una de las preferidas de los visitantes, por las hermosas vistas sobre las montañas y por el bien conservado Bosque de Laurisilva con sus múltiples tonos de verde, árboles como el Laurel el viátigo, el palo blanco, el tilo, brezos, el acebiño de Madeira…flores como la rarísima Orquídea de Madeira, el alhelí nocturno…. Y, además, es posible ver el Bisbis, el pájaro más pequeño de Madeira, el cernícalo, el pinzón de Madeira…todas ellas especies raras. El paisaje está dominado por el valle del Ribeiro Frio, con sus campos agrícolas de Faial, São Roque do Faia y Porto da Cruz. Y destaca también la espectacular Penha de Águia, que protege al este la bahía de Faial, y al oeste, la Ponta dos Clérigos.

Tras meterse en el bosque, después de unos 4 kilómetros caminando (alrededor de una hora), cruzarán la Ribeira de Pozo do Bozerro por un puente. El camino está lleno de cascadas y zonas más aéreas, en las que hay que tener cuidado porque el muro de la levada es de sólo 30 centímetros. Después llegarán al túnel del cabeço Furado y, a partir de aquí, hay una serie de túneles cortos esculpidos en la roca. Al llegar a la Casa Forestal de Lamaceiros, que es un área recreativa, la levada se termina, puesto que es aquí donde se separan las aguas. Abandonarán pues la levada y bajarán por un ancho camino en dirección a Portela (donde habrá hecho 3 horas y media de ruta). Una vez allí, pueden regresar por el mismo camino o coger un autobús que les lleve de vuelta a Funchal.

[youtube width=”600″ height=”400″]http://www.youtube.com/watch?v=vmTbbbDTPjc[/youtube]