Levadas Rutas de senderismo

Levada de Vereda dos Balcões, PR 11, Madeira
Levada de Vereda dos Balcões, PR 11, Madeira

Las levadas de Madeira son uno de los mayores atractivos del archipiélago, sobre todo para los amantes del senderismo, que pueden elegir entre múltiples rutas, ya que Madeira cuenta con 2500 kilómetros de levadas y de senderos. Las levadas son canales de agua de una profundidad de 50 cm. que se encuentran por toda la isla y que, en su origen, estaban destinadas para abastecer de agua a la región del sur de Madeira -para regar las plantaciones y para llevar agua a las aldeas-, que era más seca que la región norte.

Fueron construidas a partir de mediados del siglo XVI y, en muchos casos, supusieron auténticas obras de ingeniería, ya que muchas levadas fueron esculpidas en las montañas (recuerden que Madeira es muy montañosa); de hecho, algunas atraviesan túneles: hay unos 40 kilómetros de túneles en la isla de Madeira.

Existen unos 2500 kilómetros de levadas, y pueden recorrerse por senderos paralelos a las mismas y, a veces, sobre las mismas levadas. Algunas discurren por acantilados al borde del mar, y otras, por el interior de la isla, a través de lugares más protegidos; a veces se estrechan tanto que a penas hay sitio para pasar y, otras veces, son auténticas avenidas. Eso sí, en todas ellas, podrán disfrutar de magníficos paisajes y descubrir rincones recónditos, como es el caso del bosque de Laurisilva, declarado patrimonio mundial por la UNESCO en 1999. De hecho, las levadas forman parte del patrimonio cultural de Madeira y son la demostración de que el hombre puede realizar obras en total armonía con la naturaleza.

Algunos consejos

Si van a visitar Madeira, no dejen de realizar alguna levada, porque en estos senderos podrá descubrir la naturaleza en estado puro. Pero les recomendamos, para muchas de estas levadas, estar más o menos en forma, y llevar un calzado cómodo porque muchas levadas tienen bastantes kilómetros. Lleven también ropa de abrigo y chubasquero, ya que puede hacer frío o llover; no olviden que las temperaturas y el clima cambian mucho dependiendo de la parte de la isla en la que se encuentren.

También es aconsejable llevar una linterna, ya que a veces es necesaria para cruzar túneles estrechos y, algunos, bastante bajos. Y, por supuesto, agua y algunos alimentos para el camino. Por último, tengan cuidado, ya que algunas levadas tienen pasos peligrosos sin protección. Procuren seguir las indicaciones y no salirse del camino, y recuerden que hay muchos lugares sin red para los teléfonos móviles.

1. PR.6 – PR.6.1 – Levada das 25 Fontes y Levada do Risco

2. PR.9 –  Levada Queimadas – Caldeirão Verde

3. PR.13 – Levada Fanal – Paul da Serra, Bosque de Laurisilva

4. PR.10 – Levada do Furado

5. PR. 1.2 – Vereda do Pico Ruivo.

6. PR. 8. – Verdera de Caniçal – Ponta de São Lourenço.

7. PR. 11 – Vereda dos Balcões.