Cuevas y Centro de vulcanismo de São Vicente

Las Grutas de São Vicente, un auténtico viaje al centro de la tierra. Flickr ivogomes.

Las Cuevas de São Vicente constituyen un gran atractivo de la Isla de Madeira, que nos puede ayudar a comprender el proceso volcánico que dio origen a la isla. Durante una  media hora de recorrido, podemos ver impresionantes formaciones geológicas de gran belleza realzada por la iluminación y una música adecuada. Así como pequeños lagos de agua transparente.

Las Cuevas de São Vicente se formaron tras una erupción volcánica que tuvo lugar hace 890 mil años en Paul da Serra. La lava que corría por el interior del pico, acabó formando una serie de tubos de lava por los que se puede caminar, y que constituyen las cuevas de São Vicente.

Se trata de un conjunto de ocho túneles con más de 1000 metros de largo, y una altura de 5 a 6 metros. A lo largo de unos 700 metros de recorrido subterráneo, resultado de la excavación, podemos ver las marcas dejadas por la actividad volcánica del último período de erupciones, en la que la lava llegó a una temperatura de 1200ºC. Esta excavación dio acceso a los varios tubos o canales naturales que constituyen los 1000 metros. Y ocasionó un desnivel máximo de 19 metros en relación a la entrada.

Las cuevas están formadas por tres galerías, de las cuales la más grande se llama Lago dos Desejos, en la que los visitantes disfrutarán con este espectacular viaje al interior de la Tierra, donde pueden ver las estalactitas volcánicas; las acumulaciones de lava o bolo de lava que son, en realidad, el final de una corriente de lava lenta; el llamado bloque errante, que es una roca transportada por la lava que se quedó dentro de uno de los tubos a causa de sus dimensiones y de su temperatura baja. Es muy interesante ver las diferentes formas de la lava después de haber salido a la superficie, y sorprende ver cómo nacen plantas (helechos) cuyas semillas pudo traer el agua, el mar o el mismo hombre. En cuanto al agua que hay en las cuevas, procede de manantiales y puede consumirse. En cuanto a la temperatura de las cuevas es de 16-17º.

Magnífica imagen de la lava solidificada. Flickr Papoila do Monte

 Cómo llegar a las Cuevas de São Vicente

Para llegar a las Cuevas de São Vicente desde Funchal, se sigue por la vía rápida hasta la Ribeira Brava, y al final de ésta, hay que tomar el camino que indica São Vicente; y, después, al llegar a la Serra de Água, hay otra señal que vuelve a indicar São Vicente. Se puede tomar dos caminos: en primer lugar, la Vía túnel, al final de la cual hay que dirigirse al centro del pueblo.

En segundo lugar, la Vía Encumeada que le llevará a uno de los puntos desde donde se puede contemplar el Valle de São Vicente, llamado a Encumeada. Desde este punto, sale una carretera que baja al centro del pueblo y pasa por diferentes aldeas: Rosário, Vargem y Feiteiras. Por esta carretera, diferentes caminos conducen a lugares bastante inaccesibles y de una belleza extraordinaria.

Centro de Vulcanismo

El Centro de Vulcanismo se encuentra al lado de las Cuevas de São Vicente, en un pueblo de la costa norte de Madeira. Es un complemento perfecto antes o después de la visita de las cuevas: los visitantes podrán asistir a espectáculos audiovisuales que recrean la evolución geológica de las cuevas, la erupción de un volcán y la simulación del nacimiento del archipiélago de Madeira.  Además, hay un jardín de plantas endémicas. El Pavellón del Centro de Vulcanismo está formado por tres salas y un ascensor simulador con capacidad para 90 personas. En la primera sala -los Volcanes, los dragones de la tierra- hay una exposición sobre los procesos geológicos, los tipos de erupciones volcánicas y la actividad volcánica en el mundo.

Atravesando el Túnel del Tiempo, situado en el Pavellón, se explica el origen y la evolución del sistema solar y de la tierra. Y este túnel nos lleva a la segunda sala – Origen y Evolución del Archipiélago de Madeira- donde se asiste a un espectáculo audiovisual de 10 minutos, donde nos explican el nacimiento de la Tierra y de Madeira. Después, diferentes paneles nos muestran la fauna y la flora madeirense, el tesoro natural de gran valor ecológico, reconocido internacionalmente, por lo que Madeira ha sido clasificada Reserva Biogenética del Consejo de Europa en 1992 y Patrimonio Mundial Natural por la UNESCO en 1999. En una maqueta se ven los magníficos paisajes del Valle de São Vicente y las antiguas formaciones de la isla (Laemiros).

En la tercera sala del Pavellón, dedicada a la Riqueza Natural del archipiélago de Madeira, hay una proyección donde se nos muestran las diferentes Reservas Naturales de la Isla de Madeira, la Reserva Natural de las Islas Salvajes, la Reserva Natural do Garajau, la Reserva Natural da Rocha do Navio y el Bosque de Laurisilva.

Viaje al interior de la Tierra

Hay un ascensor que simula un viaje al interior de la Tierra de 3000 km, atravesando un tubo de lava incandescente. Al llegar al núcleo de la tierra, se pueden comprobar las diferentes reacciones que lo forman a través de un juego de espejos.

La visita al Pavellón de Vulcanismo termina con una proyección donde se muestran diferentes momentos: el Bing Bang, la formación del Universo, la formación de la tierra, los océanos, los volcanes, las islas, el agua, los seres vivos y la isla de Madeira. Y, finalmente, la visita del gran jardín de las plantas endémicas.

Precios y horarios

Adultos – 8€
Niños (entre 5 y 14 años) – 6€
Niños (menores de 5 años) – gratuito
Jubilados (mayores de 6 años) – 6 €

Abierto todos los días del año (excepto el 25 de diciembre), de 10:00 a 19:00.

Imagen de previsualización de YouTube