Informaciones útiles

Taxis en una avenida de Funchal. Pintados de amarillo y azul son fácilmente identificables.

Épocas de visita

Cualquier época del año es un buen momento para visitar Madeira, debido al clima privilegiado que posee. El verano siempre es una buena época, puesto que el calor tampoco es sofocante. Y lo mismo ocurre en invierno, no hace demasiado frío, ya que el frío de allí equivale a unos 15 grados, por lo que los meses de diciembre a febrero tampoco son una mala época para ir. Y aunque nieva en los picos más altos en invierno, sobre todo en febrero, nunca llega a hacer demasiado frío. Decir también que el mes de abril, es un mes en el que puede llover algunos días, pero también depende de los lugares del archipiélago.

Otra de las razones para ir en invierno, sobre todo en el mes de diciembre, es la increíble fiesta de fin de año que se ha hecho famosa y atrae a miles de turistas. Además los festejos comienzan ya los meses anteriores (a partir de octubre): la decoración de luces y flores de las calles y plazas empieza a impresionar al los visitantes, hay muchas actividades (al aire libre gracias a la bonanza del clima). Y el día de fin de año, el espectáculo pirotécnico suele ser impresionante.

Por otra parte, hay que decir que si quiere encontrar los mejores precios, la mejor época para viajar al archipiélago es en temporada baja.

Moneda

La moneda de Madeira, como en el resto de Portugal, es el Euro. Los habitantes de los países de la zona Euro no tendrán que hacer nada y disfrutarán de los precios más bajos de Portugal. Para estas personas el consejo que podemos darles es que se informen del costo que su banco les carga por sacar dinero de los cajeros automáticos en Madeira. En Portugal los cajeros llevan el distintivo MB, Multibanco. Existen numerosas sucursales de bancos españoles, por ejemplo, pero en principio son filiales portuguesas por lo que cobran al sacar dinero. La comisión puede llegar al 4%. Por ello se recomienda vivamente que nuestro banco nos garantice, si es posible por escrito que  no nos van a cobrar, o en su defecto que nos explique claramente el monto de la comisión.

Si viene de países que no son de la zona euro, tiene varias posibilidades de cambio. Algunos bancos de Funchal y de otras ciudades tienen máquinas de cambio automático, y la mayoría de los hoteles realizan operaciones de cambio, aunque cobran una pequeña cantidad por la fluctuación de las tasas de cambio. Una vez más les recomendamos informarse en su país de origen sobre los mejores medios de pago.

Los bancos abren entre las 8:30 y las 15:00 de lunes a viernes.

Por otra parte, se aceptan cheques Travellers y Eurocheques en todos los bancos y agencias de cambio. Por supuesto, en casi todos los sitios se aceptan tarjetas de crédito, y se puede sacar dinero de los cajeros automáticos con ellas. Se aceptan todas las tarjetas habituales: Visa, American Express, Diners Club, Europay/Mastercard, JCB, Maestro.

Si tiene algún problema con su tarjeta, la pierde o se la roban los teléfonos de emergencia son:
– Tarjeta Visa: Teléfono: 800 811 107
– Tarjeta Mastercard: Teléfono: 800 811 272

Propinas y entremeses.

En lo que respecta a las propinas, no existe ninguna obligación de darlas. Como en cualquier país civilizado, la factura incluye el precio total del servicio en un restaurante, hotel, taxi o en cualquier otro establecimiento. Generalmente, como en el resto de Europa, en Portugal se suele dejar como propina las monedas pequeñas que nos devuelven tras pagar.

Si embargo, en nuestra opinión, dar una propina debe ser una decisión propia motivada por la calidad del servicio, la amabilidad o algún factor extra no incluido en el precio del mismo.

Un aviso que querríamos destacar es lo que se refiere a los entremeses que no hemos pedido (aceitunas, queso, mantequilla y panecillos), que habitualmente el camarero dejará sobre la mesa antes de traer nuestra comida en un restaurante. Es una costumbre portuguesa, que puede gustarnos o no, pero que se hace siempre. Si no queremos pagarlos, lo que hay que decir es que no los queremos, o en todo caso no tocarlos. El camarero los retirará, sin ningún problema. Consumirlos puede ser muy sabroso, pero entonces no se sorprenda del pequeño, o mediano extra que pagará al final de la comida. Y en ese caso disfrútelos.

La callejuelas del centro histórico de Funchal. Al fondo la catedral con una hora menos que en España!!! Foto de Flickr de Reghorse.

La hora: Una hora menos en Portugal…

Portugal continental y Madeira comparten el mismo huso horario, que coincide durante el horario de invierno noviembre-febrero) con el Tiempo Universal Coordinado y en verano (marzo-octubre) es una hora más. La hora en Portugal peninsular y Madeira coincide con la hora del Reino Unido, una muestra más de la filiaciación británica de Portugal. Por ello Portugal siempre tiene una hora menos que España, Francia, Italia

Horarios comerciales.

Los horarios de apertura de las tiendas suelen ser de 9:00 de la mañana a 13:00 de la tarde y después de 15:00 a 19:00. Los turistas españoles notarán que las tiendas cierran bastante pronto, así que cuidado con los horarios.

El fin de semana abre, normalmente, por la mañana de 09:00 a 13:00.

Los centros comerciales, funcionan bajo pautas liberales y abren todos los días de 10:00 a 22:00.

Como hemos dicho antes los bancos operan de 8:30 a 15:00 de lunes a viernes.

Visados y entrada a Portugal.

Llegar a Portugal (Madeira) es muy sencillo para los ciudadanos de la Unión Europea, Andorra, Bulgaria, Suiza, Islandia, Liechtenstein y Noruega. Sólo necesitarán su documento de identidad nacional (DNI para España), evidentemente en vigor, cuidado si ha caducado.

Para estancias de menos de 90 días es suficiente con el pasaporte en vigor (por más de 90 días) si usted es ciudadano de: Antigua y Barbuda,  Argentina, Australia, Bahamas, Barbados, Bermudas, Bolivia, Brasil, Brunei, Canadá, Chile, Corea del Sur, Costa Rica, Croacia, El Salvador, Estados Unidos, Guatemala, Honduras, Israel, Japón, Macedonia, Malasia, Mauricio, México, Mónaco, Montenegro, Nicaragua, Nueva Zelanda, Panamá, Paraguay, San Cristóbal y Nevis, San Marino, Serbia, Seychelles, Singapur, Uruguay, Venezuela, Hong Kong y Macao.

Si proviene de otro país no incluido en la lista o si piensa quedarse más de 90 días en Madeira y no es ciudadano de la Unión Europea, necesitará solicitar un visado en el consulado o embajada de Portugal de su país.

Idioma: El Portugués.

En Madeira se habla el portugues como en el resto del país, aunque como es de esperar hay pequeñas variantes en la pronunciación y en el vocabulario. El portugués de Portugal es un idioma de fácil comprensión para los españoles, latinoamericanos y para muchos europeos, siempre que se trate de su forma escrita. Lamentablemente para la mayoría de viajeros, el portugués oral queda lejos de la comprensión dada la vivacidad de la conversación y la pronunciación. Una pena que la lengua de Camões, Eça de Queiros, Castelo Branco, Lobo Antunes, o Saramago no sea más conocida en España y América Latina.

Sin embargo no habrá problema, ya que son los portugueses los que dominan otras lenguas. En Madeira, muchos madeirenses se defienden bien en inglés, dado el importante turismo británico y norteamericano, y también en español y francés.

Por todo ello no deberíamos tener dificultades para comunicarnos y comprender los paneles e informaciones. Eso sí, se recomienda respeto y educación al hablar y dirigirse a las personas. El exceso de coloquialidad y el habla campechana y poco cuidadosa que se ha generalizado en España no es, por suerte, común en el resto del planeta. recordemos que somos turistas, viajeros, visitantes, no conquistadores…

Corriente eléctrica.

Como en toda Europa continental la corriente es alterna de 220 V, con enchufes de dos clavijas. Por ello los turistas que vengan de EE.UU y algunos países de América latina deberán traerse un adaptador de corriente.

Si usted viene de Gran Bretaña u otro país en donde los enchufes sean trifásicos, deberá traer el adaptador, ya que son difíciles de encontrar en Madeira.

Agua.

El agua de Madeira es de excelente calidad y absolutamente potable. En Porto Santo se usa agua de una planta desalinizadora, igualmente potable y sin problemas.