Los frutos de Madeira en la filatelia de Portugal

Los sellos han sido desde siempre excelentes embajadores de la cultura, la historia, la fauna y la flora de cada país. En Portugal, como en el resto del mundo, la filatelia ha servido para dar una imagen de su territorio y su grandes personajes. Una mezcla de publicidad, historia, ideología, conocimiento, patriotismo y propaganda, se une en estos pequeños trozos de papel adhesivo que esperemos no desaparezcan nunca. En nuestro mundo actual los emails han substituido con la ventaja de la inmediatez a la reflexión de una carta. Hoy los libros de papel comienzan a temblar ante el libro electrónico. Y las guías turísticas desaparecen ante el vigor y la posibilidad de actualización constante, del que www.islamadeira.es es un buen ejemplo. Con este panorama, la filatelia, los sellos postales parecen tener un futuro difícil. Confiamos en que la mezcla de lo tecnológico y lo romántico, esperamos que el valor agregado que añaden esos papelitos adosados a las cartas materiales les otorgue una vida aún larga.

Porque en esos centímetros cuadrados de papel hay mucho trabajo, hay mucha cultura y, finalmente, mucha publicidad. Con todo, el principal problema, es que para valorar los sellos es necesario tener el tiempo para comprarlos, elegirlos y pegarlos en las cartas que recorrerán el mundo. Viéndolos nos daremos cuenta de que transmiten historias del pasado, deseos para el futuro. Mirándolos bien y tocándolos repararemos en que son pequeñas obras de arte. Minúsculos grabados, retratos de lo que pensamos importante, minúsculas fotografías que quieren representar a países enteros. Como ven mucho que apreciar y aprender.

Sellos de Madeira.

La fruta de la Pasión o maracuya, otro de los productos tropicales de Portugal. Aquí en una hoja bloque de Madeira de 2009.

Las regiones autónomas de Madeira y de Azores cuentan con sellos propios desde 1980. La única diferencia es que al epígrafe Portugal se añade uno más pequeño Madeira, o Azores. Existieron también sellos de Macao entre 1981 y 1999, año en que Macao se integró en la Republica Popular China.

Los sellos de Madeira han evolucionado desde la estética salazarista, -muy vinculada al dibujo en dos dimensiones y de estilo conservador-, que aún se mantenía a comienzos de los años 80. Hoy sus sellos son más coloristas y espectaculares, con fotografías de gran calidad, gran numero de hojas bloques y emisiones conjuntas.

Es muy común que aparezcan tres series diferentes, una en Portugal continental, otra en Azores y otra en Madeira sobre acontecimientos importantes (Europa – Cept, años mundiales, etc…), por ejemplo.  El estilo se parece bastante al de algunos países anglosajones y nórdicos, así como al de los sellos argentinos a partir de los años 2000.

Frutas como la chirimoya, el maracuyá o el plátano de Madeira han tenido sus propias hojas bloque. El aniversario de Funchal que celebraba sus 500 años también  fue una magnifica ocasión para emitir varias sellos conmemorativos de gran calidad y belleza. Recientemente el 50 aniversario del Jardín Botánico de Funchal y el año mundial de los bosques han servido de escuda para que la empresa pública de Correos la CTT, Correios de Portugal, hayan creado unos preciosos sellos que nos recuerdan las emisiones de Portugal Continental sobre la arquitectura contemporánea.

Fauna de Madeira.

Saludamos la creatividad y el interés de Correios de Portugal por la flora, la fauna y la historia de Madeira, y por la buena imagen que transmiten a través de sus sellos. Es una lástima que en España y América Latina las empresas nacionales de correos no promocionen de la misma forma la filatelia y los sellos, una excelente forma de promover el turismo y la cultura.

Si desean más información sobre la filatelia de Madeira visite nuestra sección especializada o envíenos un email a:
info@la-provenza.es

 

Comparte Madeira !