Avistamiento de delfines y cetáceos

Magnífica foto de un delfín, ¡casi se puede tocarlo!

Avistar delfines en Madeira es una de las actividades más interesantes en su visita a la isla. Una oportunidad de conocer el archipiélago desde el mar y también de observar delfines y ballenas en su hábitat natural. La situación geográfica privilegiada del archipiélago en el océano Atlántico hace posible avistar cetáceos con relativa facilidad y en cualquier época del año.

El avistamiento de cetáceos en Madeira es una experiencia estupenda, puesto que los delfines acostumbran a ir nadando al lado del barco o catamarán, ya que les gusta su movimiento. Nadan a gran velocidad, pasando por debajo del catamarán, dando saltos muy cerca, para entusiasmo de los visitantes, que casi pueden tocarlos y hacer unas fantásticas fotografías y videos.

En total hay 28 especies de cetáceos que habitan el archipiélago de Madeira o visitan sus aguas: el delfin común (Delphinus delphis), el delfín mular (Tursiops truincatu), el delfín pintado (Stenella frontalis), el cachalote (Physeter macrocephalus), el rorcual tropical (Balaenoptera edeni) o el calderón tropical (Globicephala macrorhynchus), entre otros.

Paseo en barco y observación de cetáceos en Madeira y Porto Santo

La espléndida playa de Porto Santo.

La observación de cetáceos en Madeira es una buena excusa para dar un paseo en barco por la costa de Funchal o de otros lugares de la isla. Un punto de visa diferente de Madeira, desde las aguas del Atlántico, una experiencia muy recomendable. Además, muchas de las empresas que organizan paseos en barco para observar delfines y ballenas, permiten a los visitante un tiempo para bañarse en lugares privilegiados como bajo el mirador de Cabo Girão.

Por supuesto, también se pueden dar un paseo en barco por la isla de Porto Santo para observar delfines y otra fauna marina. El paseo vale también la pena para contemplar la magnífica playa de Porto Santo y la isla desde el mar. Una panorámica excelente de esta isla paradisíaca. Eso sí, lo ideal es quedarse más de un día en Porto Santo para tener la oportunidad de conocer la isla y también realizar esta estupenda excursión en barco para avistar delfines.

Paseo en barco hasta las Islas Desiertas

Delfines frente a la costa de Funchal

También es posible dar un paseo en barco hasta las Islas Desiertas, ese conjunto de tres islas situadas al sureste del archipiélago de Madeira: Ilhéu Chão, Deserta Grande y Bugio. Estas islas no tienen población, son rocosas y acantiladas, y son reserva natural desde 1995. Allí se encuentra el último refugio atlántico de la Foca Monge (Monachus monacus), una de las focas más raras del mundo, así como de delfines, ballenas y tortugas. También puede observarse el petrel gon-gon (Pterodroma feae), una especie de ave amenazada.

Un paseo en barco hasta las Islas Desertas para avistar delfines y todas esta fauna, es un plan muy interesante para los amantes del turismo de observación.

Les aconsejamos pues que embarquen en el puerto de Funchal o de Porto Santo para un paseo en barco para observar cetáceos. ¡Relájense y disfruten de la travesía!