Artesanía de Madeira

La isla de Madeira cuenta con una artesanía que refleja la diversidad de las tradiciones y cultura que existen en el archipiélago. Destacan los bordados, las tapicerías, los productos realizados con mimbre y, por supuesto, el Vino de Madeira. Otros productos realizados a mano son: los sombreros de paja, los sombreros madeirenses con pompones, los artículos de lana, la cerámica, las barretinas (que son sombreros que cubren las orejas y que todavía usan los trabajadores), las botas de piel suave, los chalecos bordados , etiquetas antiguas de vino de Madeira, miniaturas del famoso vino, muñecas con el traje regional y los brinquinhos (instrumentos musicales).

Bordados

Los bordados de Madeira son conocidos y apreciados en el mundo entero por su calidad y su belleza. Los artesanos madeirenses imprimen una gran delicadeza y perfección a sus trabajos hechos a mano, y utilizan las mejores telas de algodón y lino. Son productos de una gran elegancia, resultado de un proceso creativo riguroso en el que todos los pasos son importantes: el diseño, la picota, el bordado…Existen varias fábricas en muchos lugares de la isla, principalmente en Funchaly diferentes productos: mantelerías, camisas, mantelerías, ropa de bebé… Pero muchas de estas confecciones son realizadas artesanalmente, en diferentes casas; en total, hay unas diez mil por toda la isla.

Los bordados existen desde el período de la colonización del Archipiélago de Madeira, pero sólo se comercializaron a partir del siglo XIX, ya que fueron reconocidos a nivel nacional e internacional. En 1850 se organizó una exposición de las industrias madeirenses y los británicos comenzaron a interesarse, tanto que invitaron a Madeira a la Exposición Universal de Londres, en la que los bordados de Madeira tuvieron un gran éxito por su perfección artística. Pero gracias a la hija de un comerciante británico, Miss Phelps, la industria del bordado se dinamizó y empezaron a fundarse Casas de Bordado, que comercializaban el bordado y garantizaban su calidad y autenticidad (en aquellos tiempos, un holograma).

Los bordados de Madeira tienen una importante presencia internacional debido a su perfección y a su delicadeza. Foto de sensata57.

A partir de 1860, se pasó de un proceso artesanal a un proceso industrial por la dimensión que adquirió el mercado. Las principales exportaciones durante el siglo XIX fueron destinadas a Inglaterra y Alemania, y en el siglo XX a todo el mundo. En la actualidad, los bordados se exportan a Estados Unidos, Italia e Inglaterra, y se asocian a un mercado lujoso.

Es el Instituto do Vinho, do Bordado e do Artesanato da Madeira (IVBAM) el responsable de certificar la autenticidad del Bordado, del Vino de Madeira y de la artesanía que se produce en el archipiélago. En la isla de Madeira se pueden visitar fábricas y talleres, aunque muchos de los bordados se realizan en casas particulares. Destacan los bordados de: Santo Antônio de Serra, Água da Pena y Porto da Cruz (Machico); Camacha y Gaula (Santa Cruz), São Jorge (Santana)…

El Mimbre

La industria del mimbre fue una de las principales de la isla de Madeira. La mayoría de la producción se realizaba a mediados del siglo XIX en Camacha, São Vicente y Boaventura, y se exportaba a Europa o a Estados Unidos. Cuando van a la isla, pueden ver los fardos de cañas de mimbre apilados al lado de las casas para secar. Después, se hierve para darle más elasticidad y hacerlo más manejable; de ahí ese color castaño que tienen los productos.

Entre los productos más importantes se encuentran: los cestos para la vendimia o para otros usos -hay más de 800 tipos-, bandejas, una gran variedad de objetos decorativos, muebles (sillas, sofás, taburetes, mesas…)…Pero la industria se hizo realmente importante gracias a los “Carros de Cesto“, unas maravillas hechas a mano que sirven como medio de transporte en Funchal, pero son sobre todo una auténtica atracción turística.

Actualmente, es un producto reconocido internacionalmente como un producto propio de Madeira.

En la actualidad, Camacha (Santa Cruz) sigue siendo el mayor centro productor de objetos realizados con mimbre, aunque también pueden encontrarse por otros lugares del archipiélago de Madeira, como Faial, Porto da Cruz (Machico), Estreito de Câmara de Lobos, São jorge (Santana), Gaula (Santa Cruz), Serra de Água (Ribeira Brava)…

Tapicería

Aunque la tapicería no goza de la misma fama que los bordados, estamos hablando de una de las actividades artesanales más antiguas y más importantes del Archipiélago de Madeira. En 1780 ya se promulgó en Machico un decreto en apoyo de este trabajo, y en 1850, se expusieron tapicerías en la Feria Internacional de Madeira. La industria surgió en el siglo XX traída por una familia de origen alemán, los Klebeken, y creció rápidamente.

La tapicería es otra de las industrias artesanales más importantes de Madeira. Foto de Graça Vargas.

Hay diferentes técnicas: el punto “miúdo” (que realza los pormenores de la tela), el punto “grado” (usado para el relleno de fundas y para la matización base) y el punto “gloveliu” o “alinhavado” (utilizado para hacer algo especial). Existen muchos productos: entre los que más fascinan a los turistas, se encuentran los tapices inspirados en cuadros famosos. Pero por otro lado están los cojines, las fundas de silla, los bolsos y otros objetos. Los productos son enviados al IVBAM, donde se le pone el sello de garantía.

Hay muchos talleres de tapicería en las islas de Madeira y de Porto Santo: Gaula (Santa Cruz) y en Santana.

Brinquinhos

Son unos instrumentos musicales típicos del folclore del Archipiélago de Madeira. Se utiliza en las danzas y cantares regionales de Madeira, como es el caso del Bailinho da Madeira. Este instrumento está compuesto por un conjunto de muñecos de madera vestidos con el traje tradiconal, cintas de colores, platillos y castañuelas de madera. El brinquinho se toca realizando movimientos verticales. Podemos encontrarlos en diferentes lugares de Madeira, como en el Curral das Freiras y en Quinta Grande.

Joeiras o Papagayos de Papel

En el Archipiélago de Madeira existe la tradición de construir joeiras o papagayos de papel. Incluso hay concursos de construcción y lanzamiento de joeiras. Pueden encontrar este producto en Jardim da Serra.

Vino de Madeira

El Vino de Madeira es uno de los productos regionales más apreciados internacionalmente. Constituye uno de los productor principales del archipiélago, y su origen se remonta a la época de la colonización de Madeira en el siglo XVI, cuando se introdujeron las primeras castas de vinha por orden dle Infante D. Henrique. Pero fue en el siglo XVII cuando la producción adquirió una gran importancia. Para más información,  visiten nuestra página sobre el Vino de Madeira,

Imagen de previsualización de YouTube